Blogger Widgets

martes, 30 de junio de 2015

ENTREVISTA a Antonia María García Trujillo (Mediadora Familiar, Educadora Social y Perito Judicial)



Estamos encantados de compartir buenas noticias, así que hoy os invitamos a conocer a una de las antiguas alumnas del Curso Superior Universitario en Mediación, Antonia Trujillo Mediadora Familiar, Educadora Social y Perita Judicial, que nos ha hecho llegar la entrevista que le realizaron para el periódico digital ANDALUCIAINFORMACION.ES

Dice así:
Como Educadora y Mediadora Familiar y Escolar considero necesaria la figura de nuestro perfil profesional en los centros educativos, sobre todo desde una perspectiva preventiva pero también de cara a intervenciones y formaciones tanto con alumnado, profesorado y familias. El ciberbullying es el acoso más mediático pero existen otros tipos de acoso menos visibles que requieren de tiempo y especialización. La Mediación es una herramienta potente y un vehículo necesario en los centros para que estos casos no lleguen a producirse, para mejorar las relaciones interpersonales y la convivencia entre toda la comunidad educativa. Apostemos entre todos/as por ella. 
El suicidio de una alumna que padecía una discapacidad motriz y un retraso madurativo tras ser acosada por un compañero en el IES Ciudad de Jaen de Usera, en Madrid, ha sido la punta del iceberg de una problemática que muchos estudiantes padecen en silencio y que seguirá yendo a más si no se aplican medidas correctoras. De esta manera, el traumático desenlace del caso de Arancha, no se quedará en un capítulo aislado, a menos que las administraciones apuesten por una escuela “que vaya por delante de la nuevas familias y los nuevos hábitos de la sociedad y no al revés”, adaptándose a medida que se producen extremos como el del centro madrileño.
Así lo aseguran expertos consultados por este periódico, como Antonia María García Trujillo, graduada en Educación Social y Mediadora Familiar y perita judicial, que trata a menores con problemas, y considera clave la formación toda la comunidad escolar, desde los padres, los alumnos y los profesores para que este tipo de situaciones no afloren. Para ello, la presencia de un educador social se hace imprescindible... Seguir leyendo en Andalucía Información 

Enlace con el blog de Antonia Trujillo 


viernes, 12 de junio de 2015

Dime cómo MIRAS... y te diré si MIENTES


Dentro de la Mediación la comunicación es un componente básico, ya sea verbal o no verbal, el mediador ha de saber entender e interpretar ambas, con el fin de poder determinar si los mensajes que recibe de las partes se corresponden con su expresión corporal. No debemos olvidar que le 55% de lo que comunicamos viene dado por el lenguaje corporal: voz, manos, postura, gestos, miradas,… 

Detengámonos en la mirada, al fin y al cabo dicen que los ojos son el espejo del alma. 

La mirada se define como “mirar a otra persona a los ojos, o a la mitad superior de la cara” para establecer un contacto ocular que permita a las personas entender mejor las actitudes, expresiones, sentimientos,… , que se están comunicando. 

Pero vayamos un poco más allá, pues en función de “hacia donde miremos”, podemos dar pistas a nuestro interlocutor sobre que tan sinceros estamos siendo.

Según la Programación Neurolingüística (PNL), las personas podemos mostrar 6 direcciones visuales básicas, es decir, orientar nuestra mirada hacia seis orientaciones diferentes. Cada una de estas direcciones tienen un significado diferente desde el punto de vista del observador (teniendo de frente a la persona)


Mirar arriba a la izquierda
Mirar arriba a la izquierda, se corresponde con aquellas imágenes construidas visualmente (ICV), es decir, aquellas imágenes que creamos con nuestra imaginación. Si solicitamos a alguien que imagine a una vaca verde, su mirada se dirigirá dirección arriba a la izquierda.


Arriba a la derecha
Mirar arriba a la derecha Imágenes, se corresponde con aquellas imágenes recordadas visualmente (IRV), imágenes que extraemos de nuestros recuerdos. Si le pides a alguien que te diga de que color era el coche de su padre cuando era niño, cuando esté tratando de recordar, observaremos como su mirada se desvía  hacia arriba y a la derecha.


Al centro y a la izquierda
Dirigir la mirada al centro y a la izquierda, se asocia con la construcción auditiva (CA), construcción de recuerdos auditivos, generalmente al solicitar a alguien que imagine un sonido desagradable y que nunca haya oído, hacia ahí se dirigirá su mirada.


Al centro y a la derecha

Orientar nuestra mirada hacia el centro y a la derecha, se asocia a recuerdos auditivos (RA), imagina que solicitas a tu interlocutor que trate de recordar la voz de su abuela que falleció. 


Abajo a la izquierda
Si tratamos de recordar olores, sabores, o sentimientos (OSS), nuestros ojos se irán abajo a la izquierda.  Al recordar el olor a lluvia o el sabor del chocolate, sus ojos se desplazarán mirando abajo y a la izquierda.


Abajo a la derecha

Por último, saber que cuando estamos manteniendo un diálogo interno (DI), cuando hablamos con nosotros mismos, los ojos miran hacia abajo y a la derecha.

Curioso…¿verdad? Entonces, ¿cómo puedo detectar una mentira mediante la observación de estas direcciones visuales? La respuesta es muy sencilla si partimos de una premisa importante: una mentira no es un recuerdo, sino una construcción. Por lo tanto, debemos tener en cuenta que las construcciones únicamente adquieren 2 direcciones: “arriba a la izquierda” y “al centro y a la izquierda”. Si nos encontramos en una mediación y alguna de las partes nos está contando una historia, explicándonos cómo se siente o respondiendo a alguna pregunta,... si mira a la izquierda... probablemente nos este mintiendo.